Efecto Placebo

¿Es el efecto placebo lo que hace que las terapias alternativas funcionen?

Si funciona algo ya es un logro. Que sólo con el uso de nuestra mente, podamos crear una situación de mejoría ya es importante.

¿Dónde está la diferencia de los estudios de efecto placebo con estas terapias? En los estudios de efecto placebo no se pretende curar ni hacer nada, sólo se le hace creer que se le da un medicamento. No se está actuando de forma real sobre nada ¡¡¡ y aún así, funciona!!!!. Imagínate que sucederá si hay un trabajo real y con intención por parte del terapeuta y cliente.

Hace diez años el biólogo americano Bruce Lipton afirmó tras una ardua investigación la base de la llamada ·”Biologia de la creencia ”:

“No son las hormonas ni los neurotransmisores producidos por los genes los que controlan nuestro cuerpo y nuestra mente sino nuestras creencias”

Un estudio de Tracy Bedrosian publicado en la  revista ‘Science’ daba a conocer que el cariño de los padres en los primeros años de infancia, tienen el poder de modificar el ADN. Sí, has leído bien, modificar el material genético

Tracy Bedrosian, confirma la teoría de hace una década de Lipton -” Si bien hemos sabido por un tiempo que las células pueden adquirir cambios en el ADN, se ha especulado que tal vez no sea un proceso aleatorio, pues hay factores en el cerebro o en el entorno que provocan cambios en mayor o menos frecuencia”

 

Aquí puedes ver una referencia que hacer el propio Bruce Lipton: https://youtu.be/Zj60Rpn_sBc

La ciencia actual no es capaz de descubrir aún como funciona, pero eso no hace menos útil el método. Recuerda cuando decía la ciencia que la tierra no giraba, de esto solo hace 370 años, o, también, hace unos 160 se negaba la existencia de gérmenes y no se relacionaba las infecciones por tratar con las manos sucias a los pacientes con las causas de la muerte.

Fíjate en este dato, el ser humano, como raza actual, tiene una antigüedad de mas de 200.000 años y multitud de culturas han profundizado en más aspectos que la ciencia moderna, que,  por su juventud aún no ha logrado descifrar. Todo llegará.